Amy Klobuchar | 2020

En un frío día de febrero en Minneapolis al lado del poderoso río Mississippi, acompañada de miles de amigos y simpatizantes, anuncié mi candidatura a la Presidencia de los Estados Unidos. Como lo dije aquel día en el corazón de nuestra nación, debemos sanar el corazón de nuestra democracia y renovar nuestro compromiso por el bien común.

Me postulo porque creo que nuestra nación puede ser gobernada por la oportunidad y no el caos. El tipo de oportunidad como la que mi abuelo, quien trabajaba a 1500 pies bajo tierra en las minas del norte de Minnesota, le dio a mi familia ahorrando dinero en una lata de café que guardaba en el sótano para poder mandar a mi papá a la universidad. El tipo de oportunidad que mi mamá, una maestra de escuela y miembro orgullosa de su sindicato, me brindó cuando me enseñó a vivir con propósito. El tipo de oportunidad que mi papá, un periodista, me dio para siempre en buscar las aventuras de la vida y nunca huir de la adversidad.

Me postulo porque estamos cansados de que la política nos divida. Estamos hartos de los paros y confrontaciones, del estancamiento y la palabrería política. Hoy decimos ya basta.

Me postulo porque tenemos que estar a la altura de las circunstancias y enfrentar los desafíos de hoy. Ya por mucho tiempo los líderes en Washington se han mantenido al margen, mientras que otros tratamos de averiguar qué hacer con los cambios en nuestra economía y el impacto que tiene en nuestras vidas, qué hacer con la naturaleza disruptiva de las nuevas tecnologías, la desigualdad de ingresos, las divisiones políticas y geográficas, el cambio climático, el tumulto en nuestro mundo.

Dejemos de ver esos obstáculos como obstáculos en nuestro camino. Mejor vamos a ver esos obstáculos como nuestro camino.

Te pido que te unas a nosotros en esta campaña. Es una iniciativa propia. No tengo una maquinaria política detrás de mí. No vengo de dinero. Pero lo que sí tengo es esto: tengo agallas, tengo familia, tengo amigos y los tengo a todos ustedes. Todos ustedes que están dispuestos a ponerse de pie y decir que las personas importan.

¡Vamos todos a trabajar!

Dona

Haz clic en una opción para comenzar. Si has guardado tu información de pago con ActBlue Express, tu donación se realizará de inmediato.

Proceder